Skip to main content

Historias de éxito de pacientes

Karen Hallwyler

Karen Hallwyler

Éxito para Karen: Tomar la decisión correcta

Karen Hallwyler sabe que no existen las preguntas tontas. “Hacer preguntas es la única manera de aprender”, dice la profesora de francés jubilada, que sigue enseñando a estudiantes de todas las edades. Después de una operación de vejiga en 1998, Karen ya no podía evacuar por completo y comenzó a autocateterizarse varias veces al día. Si bien no era difícil obtener los catéteres, sí lo era obtener buenos consejos o respuestas a sus preguntas. Luego vio un anuncio en televisión de Liberator y se dijo: “¿Qué tengo que perder?”

“A lo largo de los años, había probado catéteres de otras compañías y no estaba conforme con ninguno”, recuerda. “Pero desde el momento en que hablé por primera vez con mi representante de Liberator, supe que había tomado la decisión correcta”.

Liberator, adquirida por Bard en enero de 2016, es uno de los principales proveedores de suministros médicos directo a los consumidores de los Estados Unidos, con un enfoque principal en catéteres urinarios estériles, suministros urológicos y suministros de urostomía. Para Karen, la amplia selección y la comodidad para realizar pedidos es algo secundario en comparación con el excelente servicio al cliente que ha recibido.

“He tratado con la misma representante desde que empecé a usar los catéteres de Liberator en 2013”, indica Karen. “Ella conoce mis problemas de salud y me sugiere ideas cuando tengo preguntas. Puede preguntarle de todo sin que se avergüence”.

La primavera pasada, cuando su representante le contó sobre el nuevo catéter intermitente hidrofílico Magic3 Go® de Bard, Karen rápidamente se ofreció para participar en el grupo de muestra. Con un asa que mejora el control, un envoltorio discreto y un nuevo recubrimiento que mantiene el catéter hidratado y listo para usar, Karen descubrió que esta opción era mejor que cualquier otro catéter que había probado.

“Liberator es la única empresa donde he tenido una relación con una representante de servicio al cliente, y 'servicio' es la palabra ideal”, señala Karen. “La calidez, el entusiasmo y el cuidado que me brinda mi representante es algo que no se recibe en otras compañías”.